Declaración Institucional Día de las Mujeres Rurales 15 de octubre de 2020

El día 15 de octubre, Día Internacional de las Mujeres Rurales, fue
instaurado por la Asamblea General de Naciones Unidas en el año 2008
con el objetivo de reconocer la “función y contribución decisiva de las
mujeres rurales, incluidas las mujeres indígenas, en la promoción del
desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la
erradicación de la pobreza rural”.

Por estas razones y con el compromiso de visibilizar y reconocer el valor
del aporte de las mujeres a la economía, la cultura, la sociedad, el cuidado
de la vida y el desarrollo del medio rural, algo que han vuelto a demostrar
especialmente durante los momentos tan difíciles de la pandemia, las
Cortes de Castilla-La Mancha se suman a las reivindicaciones del Día
Internacional de las Mujeres Rurales.

Castilla-La Mancha es una región eminentemente rural. 843 de los 919
municipios de la región tienen menos de 5.000 habitantes y en esos
municipios viven el 30,7% del total de las mujeres de la región.

Sin embargo, las mujeres rurales se enfrentan a condiciones y
oportunidades de vida peores que las de sus vecinos varones e inferiores
también a las de las mujeres que habitan zonas urbanas. La falta de
oportunidades para acceder y permanecer en el mercado laboral, las
dificultades de acceso a infraestructuras y servicios públicos en general, la
escasa participación en los diferentes órganos de toma de decisiones, la
invisibilización de los trabajos, especialmente los trabajos de cuidados,
que han realizado y realizan las mujeres en el medio rural o la permanencia
de ciertos roles, estereotipos y normas sociales provocan la marcha de las
mujeres hacia el medio urbano, lo que genera el despoblamiento, el
envejecimiento y la masculinización de nuestro medio rural.

No obstante, existen brechas para las mujeres rurales que, si se trabaja
con las herramientas adecuadas, se pueden eliminar. Así lo ha
demostrado Castilla-La Mancha que, por ejemplo, es la primera
Comunidad Autónoma con un Estatuto de las Mujeres Rurales que, por
ley, establece mecanismos para el empoderamiento y el aumento de la
representación de las mujeres en el ámbito rural.

Además, el incremento del número de explotaciones agrarias de titularidad
compartida, la mayor incorporación de mujeres al relevo generacional en
el campo o el protagonismo de las mujeres autónomas en los pueblos,
demuestran también que, con las políticas públicas adecuadas, el cambio
es posible.

Y es eso lo que nos impulsa para seguir avanzando con el objetivo de que
las mujeres rurales sean protagonistas de la transformación económica,
ambiental y social a la que nos enfrentamos.

Por estos motivos, las Cortes de Castilla-La Mancha se comprometen
firmemente a garantizar los derechos y oportunidades de las mujeres que
habitan en el medio rural y a reconocer sus contribuciones, sus talentos y
aportes.

Es necesario que la igualdad impregne el medio rural. En este sentido, las
Cortes de Castilla-La Mancha contemplan como uno de sus principios de
actuación el impulso y fomento de políticas públicas, actuaciones y
estrategias que permitan acabar con las brechas de desigualdad en el
medio rural y que contribuyan al empoderamiento y fortalecimiento de la
posición social, política y profesional de las mujeres en el medio rural.

Además, nuestros máximos esfuerzos deben ir encaminados a garantizar
que todas las mujeres en el medio rural tengan las mismas oportunidades.
Estas Cortes se comprometen a velar porque se pongan en marcha
mecanismos que tengan en consideración las múltiples discriminaciones
que sufren las mujeres rurales y que interaccionan con otros factores de
discriminación como el hecho migratorio, la discapacidad o la edad.

Las Cortes de Castilla-La Mancha reconocen el esfuerzo realizado por el
conjunto de las administraciones públicas, así como de las asociaciones,
organizaciones y entidades, y de la sociedad en general, para poner en
marcha leyes, políticas públicas y acciones que reconocen el papel
protagonista de las mujeres rurales y que promueven su rol como agentes
clave para el mantenimiento y la transformación del medio rural.

Instan a todas las instituciones a continuar trabajando para acabar con las
barreras que hoy en día siguen existiendo y que limitan el poder de las
mujeres rurales, así como a cooperar para fomentar su empoderamiento
político y socioeconómico.

Se comprometen a seguir desarrollando mecanismos para:

– Garantizar el acceso a un empleo remunerado y estable a las
mujeres que viven en el medio rural.

– Incrementar su participación en los diferentes órganos de decisión
de empresas, organizaciones sociales e instituciones.

– Promover la titularidad compartida.

– Fomentar el cooperativismo.

– Impulsar la generación de redes de mujeres rurales y el
asociacionismo.

– Promover condiciones que faciliten la conciliación de la vida
personal, familiar y laboral en un escenario de corresponsabilidad
entre mujeres y hombres.

– Reconocer y visibilizar el papel de las mujeres rurales en la
promoción del desarrollo rural, el trabajo desarrollado en las
explotaciones familiares, así como los trabajos de cuidados que
realizan y que han sido tan frecuentemente invisibilizados e
infravalorados.

Y, en definitiva, se comprometen a incluir en la agenda política las
necesidades de las mujeres rurales.

Enlace permanente a este artículo: https://revistapasos.com/noticias/declaracion-institucional-dia-de-las-mujeres-rurales-15-de-octubre-de-2020/

Deja una respuesta