Smiley face
Estas en: Inicio » Colaboraciones » Un muro en la Cañada Real Conquense – Manuel Sánchez Patón

Un muro en la Cañada Real Conquense – Manuel Sánchez Patón

Un muro en la Cañada Real Conquense

 

        El levantamiento de un muro y el resultante reforzamiento del cerramiento de la finca de las antiguas bodegas de Casajuana, enfrente del Parque Don Urbano Martínez de la calle Socuéllamos de Tomelloso (Ciudad Real), afectan a terrenos de la Cañada Real Conquense. Acción por el Patrimonio quiere saber si esta actuación se ajusta a las normas urbanísticas municipales y a la Ley 9/2003, de 20 de marzo, de Vías Pecuarias de Castilla-La Mancha.

 

        El solar tiene una superficie de 13.328 metros cuadrados y su límite es la fachada de la extinta bodega. El exterior de la misma comprendía hasta hace poco una zona ajardinada abandonada y estaba separada de la calle por una valla, correspondiéndose de hecho a un tramo ocupado (o en su defecto desafectado) de la Cañada Real Conquense.

        El propietario presentó un nuevo proyecto, en el que se retranqueaba a los límites de la cañada, tras percatarse en 2008 el Grupo Municipal Socialista de la intención de la nueva edificación del solar que no respetaba los límites de aquella.

 

         Las vías pecuarias de Tomelloso fueron clasificadas por Orden Ministerial del 23 de diciembre de 1968, figurando entre ellas la “Cañada Real de Cuenca” con un ancho de 75,22 metros.

         En octubre de 2007, un informe técnico del Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Tomelloso admitía la existencia de una franja que corresponde a uno de los tramos de la Cañada Real Conquense que transcurren por la localidad y que procede del ramal de Socuéllamos. En ese mismo documento, se advertía de la necesidad de una revisión del PGOU o de un acuerdo de la Corporación Municipal para proceder al nuevo alineamiento del solar. Concluía con que el estudio de detalle presentado por el promotor tenía lagunas jurídicas importantes que convenía solucionar.

         Por esas mismas fechas, el Servicio de Medio Natural de la Delegación Provincial de Medio Ambiente y Desarrollo Rural se pronunciaba (también con un informe remitido al gobierno local) en similares términos; que la obra prevista afectaba a una franja de la “Cañada Real de Cuenca”; que se debía respetar la anchura de la vía pecuaria coincidente con la anchura que tenía la calle Socuéllamos en 1968 (cuando fue emitido el proyecto de clasificación de las vías pecuarias de Tomelloso por la antedicha Orden Ministerial) y que había que contemplar preceptos contenidos en la Ley 9/2003, de 20 de marzo, de Vías Pecuarias de Castilla-La Mancha, en concreto el artículo 18 que afirma que los planes y proyectos de Ordenación Territorial deberán respetar la naturaleza jurídica, integridad y continuidad de las vías pecuarias.

         Si bien puede desprenderse cierta dificultad de interpretación jurídica (esto es, la propiedad privada de esos terrenos data de comienzos de la década de 1940), las administraciones públicas disponen de políticas de intervención (enajenación) para poner fin, de una vez por todas, a los atropellos y usurpaciones contra éste patrimonio público por parte de particulares, empresas y las propias administraciones, que a menudo han alentado o tolerado.

         La respuesta dada por el Departamento de Urbanismo a nuestro escrito, el pasado 23 de enero, no aporta ningún elemento novedoso, pues es casi una copia literal del informe de 2007, con la salvedad de que presupone que la actuación del propietario no entra en conflicto con el ordenamiento jurídico vigente.

         Como no tenemos del todo claro que esto sea así, esperamos que el Servicio Periférico de Agricultura de la Junta compruebe que tanto el expediente, como la propia ejecución de la obra de cerramiento de la finca, se hayan efectuado de acuerdo a la legislación aplicable. De demostrarse reducciones de la anchura legal establecida en su clasificación, que interrumpan la continuidad de la vía pecuaria o menoscaben su coherencia jurídica, pedimos su restitución, y por consiguiente, la eliminación del muro, basándonos en la Ley de Vías Pecuarias de Castilla-La Mancha.

 

Autor

Numero de entradas : 10268

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2020 Revista Pasos

Scroll to top