Smiley face
Estas en: Inicio » Noticias » Silvia Quemada coge las riendas del Hospital de Tomelloso

Silvia Quemada coge las riendas del Hospital de Tomelloso

Después de que el Hospital General de Tomelloso se quedara sin gerente a finales de noviembre de 2019, desde hace unos días, la doctora Silvia Quemada Hernández ha ocupado esta responsabilidad, tras ser nombrada por la Consejería de Sanidad como Directora Gerente del Área Integrada de Tomelloso, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).

P. ORTIZ

Ahondando en la trayectoria, Quemada es licenciada en Medicina y Cirugía General  por la Universidad de Alcalá de Henares y, hasta su nombramiento, ha sido la responsable médico-sanitaria de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), cargo que ocupó tras haber sido subdirectora médica de Atención Primaria de Talavera de la Reina. Igualmente, cuenta con una amplia experiencia en gestión sanitaria, por haber formado parte de equipos de gestión en el principado de Asturias, tras ser responsable de Atención Sanitaria y Salud de Pública. Asimismo, ha estado integrada en la Gerencia de Atención Integrada de Talavera de la Reina como subdirectora médica de Atención Primaria desde 2015 al 2019.

Exterior del Hospital de Tomelloso.

Silvia Quemada, nueva gerenta

Silvia cuenta con formación y experiencia en gestión sanitaria y consultoría internacional mediante estancias en Polonia y Reino Unido, además de contar con un Master en gestión y dirección médica, con formación en psicoterapia integrativa, cooperación y salud pública internacional.

La presentación de la nueva Titular de la Gerencia de Tomelloso, sustituyendo a Antonio Sanz, tendrá lugar el 4 de marzo en el Hospital, en la que se prevé la asistencia de su antecesor, así como autoridades a nivel regional y local.

LOS USUARIOS PIDEN EL CUMPLIMIENTO DE LA PLANTILLA ORGÁNICA

Silvia Quemada ha cogido las riendas de este Centro en un momento difícil, como se evidenció durante la concentración del 2 de febrero en la Plaza de España de Tomelloso, en la que se sumaron unas dos mil personas para pedir la mejora de la gestión hospitalaria.

Además, hay un miedo generalizado ante el posible desmantelamiento de este Hospital, debido a la merma de facultativos, como Cardiología, Neurología, Pediatría, Nefrología, Geriatría, Oncología y Otorrinolaringología, entre otras. A éstas, hay que unirles las especialidades quirúrgicas, especialmente las de Cirugía General, Traumatología, Dermatología y Ginecología, así como la merma de internistas en Medicina Interna, evidenciando que la plantilla orgánica sigue sin completarse.

Por ende, las listas de espera de consultas externas, de pruebas diagnósticas y terapéuticas  aumentan estrepitosamente en el tiempo, ya que hay algunas que superan el año y otras se suspenden.

Debido las negligencias denunciadas, algunas condenando al SESCAM, un gran número de ciudadanos han optado por otros hospitales como centros de referencia, teniendo en cuenta que, muchos diagnósticos por imagen se están derivando a centros privados debido a que este Complejo solo dispone de un radiólogo, que actúa de manera discontinua.

Otra de las áreas más cuestionadas es la de Urgencias, al contar con una plantilla de diez médicos para cubrir este servicio, llegando días que han atendido a ciento veinte personas, teniendo en cuenta que también son los responsables de los enfermos que pasan por  la Unidad Polivalente.

Debido a este colapso, el Hospital ha realizado ofertas de empleo de médicos de urgencias en Internet, con incorporación inmediata y un sueldo mensual de 4.500 euros, sin requerir como indispensable un título de especialista, cuando con anterioridad habían despedido a dos profesionales que llevaban trabajando desde que se abrió el Hospital y que cuentan con un gran prestigio.

Tampoco llega a entenderse la medida del SESCAM, cuando en 2012 opta por quitar la base de la UVI móvil de secundaria que había en el Hospital de Tomelloso, dedicado a trasladar a pacientes críticos de un hospital a otro. Sin embargo, resultó curioso que se ubicara esta base en el Hospital del Complejo ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan, cuando dispone de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), algo que no tiene Tomelloso.

Como referencia, el Hospital ‘Virgen de Altagracia’ de Manzanares se segregó de ‘La Mancha Centro’, teniendo como referencia el Hospital de Ciudad Real para casos críticos. Quizá, ésta sea una de las fórmulas que debería plantearse desde el Hospital General de Tomelloso para evitar su desmantelamiento y pueda cumplirse el Plan Funcional. Para ello, es imprescindible darle vida al Consejo de Salud.

 

Autor

Numero de entradas : 10268

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2020 Revista Pasos

Scroll to top