Estas en: Inicio » Opinion » Si tanto te ha costado, ¿por qué recaer en el tabaco? – Leonardo Mancipe Vesga, Doctor en Medicina General – Ed. 389

Si tanto te ha costado, ¿por qué recaer en el tabaco? – Leonardo Mancipe Vesga, Doctor en Medicina General – Ed. 389

Lo que para muchos ha sido un logro más dentro de sus propósitos del nuevo año o al volver de vacaciones, ha sido para otros todo un desafío a la voluntad, con sacrificios que han podido poner en riesgo su estabilidad social, laboral e incluso familiar.

Es por ello que perder todo ese esfuerzo no puede estar dentro de nuestros planes y menos cuando no se trata únicamente de una inversión de tiempo, dinero y esfuerzo sino toda una promesa de salud con nosotros mismos.

Así que debemos conocer esos motivos que pueden estropear nuestra sana y enriquecedora intención:

Causas inmediatas

Generalmente durante las primeras 2 semanas suelen ser temas relacionados con el no haber sido claro al comunicar a quienes te rodean acerca de tu decisión de dejarlo, que hayas escogido un mal momento para intentarlo como aquellos en los que el estrés y los tiempos muertos están siempre presentes. También puede deberse a que no tengas el objetivo lo suficientemente claro o que hubieses escogido un tratamiento o método inadecuado, debiendo en este caso replantearlo si quieres definitivamente lograr el objetivo.

Causas a mediano plazo

Posiblemente hayas superado ya más de un mes en tu propósito, pero se pueden presentar otros obstáculos. Es posible que, producto de la ansiedad hayas ganado peso y temas ganar más kilos, lo cual es manejable sustituyendo estas conductas por actividades que no alimenten esa ansiedad como realizar ejercicio o al menos evitar ambientes que te recuerden al tabaco.

Además suele ocurrir que habiendo pasado un tiempo abuses de la confianza o de esa intensa pero frágil sensación de autocontrol, llegando finalmente a dudar de la confianza en ti mismo, especialmente si de repente se presenta alguna

situación imprevista ante la cual tienes 2 opciones, resistir o esperar a que pase para intentarlo de nuevo, esto último puede sonar conformista pero puede evitarte una sensación de frustración innecesaria, pudiendo retomar en un momento más adecuado.

Causas a largo plazo

Crees que superados 3 meses lo tienes logrado, pero ese exceso de confianza te sumerge en una fantasía de control que hace que sientas que no pasará nada en caso de “probar” o tentar tu voluntad con algo que se presume superado. Esto puede ocurrir cuando te enfrentas a las situaciones que se asocian al hábito de fumar y aunque no sientas la necesidad física ni psicológica de fumar, terminas haciéndolo intentando demostrarte a ti mismo que será algo puntual o insignificante, grave error.

Sea cual fuere la causa o el momento en que se presente la amenaza para el objetivo siempre es importante saber identificar el factor específico, mantener la calma e intentarlo de nuevo comprendiendo lo que ha fallado así como saber cuándo pedir ayuda, entendiendo que la familia, amigos y el cuerpo médico siempre estarán de tu lado para lograrlo.

COMPARACIÓN DE UNOS PULMONES SANOS CON LOS DE UN FUMADOR.

Anteriormente publicado en soporte de papel en la revista PASOS, edición 389.

Autor

Numero de entradas : 10174

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2018 Revista Pasos

Scroll to top