Estas en: Inicio » Cronica » SERIAL. Kursk, 1943: La caída del Ejército Alemán Nazi. Parte I

SERIAL. Kursk, 1943: La caída del Ejército Alemán Nazi. Parte I

Tres cuartos de siglo han pasado desde la más estrepitosa derrota del Ejército Alemán Nazi, en Kursk, Rusia, tras la dolorosa caída en Stalingrado y su inminente retirada. Denominada ‘Operación Zitadelle’ (Ciudadela), el Ejército Nazi efectuaba la que sería su última avanzadilla sobre terreno soviético, enfrentándose en una brutal batalla en campo abierto frente al Ejército Rojo, donde estuvieron implicados casi tres millones de soldados de ambos bandos, cerca de ocho mil carros de combate, treinta y ocho mil piezas de batería y morteros, y alrededor de tres mil aviones de combate un 5 de julio de 1943. Kursk significó la caída y el fracaso de la Werhmacht en la ‘Operación Barbarroja’ y el principio de un final del régimen absolutista de Hitler. 

 Táctica y despliegue de efectivos

 

 J. V. SALINAS

Kursk, región del sureste de Rusia, frontera con Ucrania. La Alemania Nazi de Hitler se preparaba para asestar un golpe a las líneas defensivas soviéticas y resarcirse de la derrota obtenida en Stalingrado. El plan, avanzar sobre el saliente creado por Manstein en la región de Kursk de 160 kilómetros de este a oeste y de 250 de norte a sur. La táctica era sencilla, atacar la base soviética mediante una maniobra de doble pinza y dejar embolsada a una quinta parte del Ejército Rojo para su posterior destrucción, todo ello, mediante la práctica de la ‘Bliztkrieg’ (Operación Relámpago), avanzando rápidamente sobre el terreno con el principal apoyo de la sección Panzer que tanto éxito cosecho en las campañas de Polonia, Francia y centro de Europa.

 

Al mando de esta ofensiva se encuentran los Mariscales de campo, Erich Von Manstein, como principal fuerza y comandando el sector sur, acompañado del general Hermann Hoth, con el Cuarto Ejército Panzer, un total de 1.089 carros de combate, 223.907 hombres y cañones de asalto; Von Kluge, dirigiendo la zona norte y con el general de campo, Walter Model, al mando del Noveno Ejército con cuatro divisiones Panzer más otras dos de apoyo (920 carros de combate, cañones de asalto y 31 Tiger I), quince divisiones de infantería con 335.000 hombres y en la reserva, la Décima División de Panzergrenadier. Además de esto, se cuenta con el apoyo de la Sexta Flota Aérea de la Luftwaffe, con 730 aviones de combate y 10 cañones del calibre 88 mm; por último, en el flanco de Hoth se encontraba el teniente general Werner Kempf con su Destacamento de Ejército, formado por nueve divisiones divididas en tres cuerpos con un total de 419 carros blindados y de asalto. En total, el grupo que atacaba la zona sur era de 1.508 blindados y 1.100 aviones alemanes y húngaros de la Cuarta Flota Aérea. El despliegue en ambos puntos era descomunal, sumando un total de 777.000 hombres, 2.459 tanques y 8.170 piezas de artillería, mortero y cañones para la ofensiva alemana.

En el otro lado, el Ejército Rojo había estudiado con empeño y mejorado la defensa victoriosa obtenida con anterioridad en Stalingrado, planificando una resistencia férrea al envite alemán para posteriormente lanzar una ofensiva apoyada con una artillería de ruptura, pulverizando las defensas enemigas y acompañadas de unidades motorizadas, carros T-34 e infantería. Los soviéticos doblaban a los alemanes en efectivos. El Frente Central, a cargo del general Rokossovsky, ante Model en el norte y el Frente de Vorónezch, en el sur, con Hoth y Kempf. El total de ambas zonas se contabilizada de 1.337.166 soldados, 19.794 cañones y morteros y 3.433 vehículos blindados. Apoyados por un total de 1.600 aviones de combate de la Fuerza Aérea Soviética.

A estos dos puntos se le añadía el Distrito Militar de la Estepa, al mando de Kónev y encargado de reforzar los dos frentes en lo que fuese necesario y crear un cinturón defensivo en el interior de Kursk ante la rotura de las líneas defensivas principales. La Estepa contaba con 449.133 hombres, 9.211 cañones y mortero y, 1.632 carros de combate. Por tanto, en proporción, los rusos superaban a los alemanes en 2,7 a 1en infantería, 3,3 a 1 en artillería y 2,6 a 1 en blindados.

Autor

Numero de entradas : 10178

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2017 Revista Pasos

Scroll to top