Estas en: Inicio » Colaboraciones » Peligro abominable – Martín Alsina – Ed.372

Peligro abominable – Martín Alsina – Ed.372

Peligro abominable 

MARTÍN ALSINA

         Sin duda, la sociedad atraviesa por diferentes etapas de maduración, con aciertos y errores. Los diferentes hechos y circunstancias la van perfilando tanto como sus respuestas a los mismos. En los últimos meses han ocurrido hechos que, sin duda alguna, no pueden pasar por alto, porque de dejarlos transcurrir, sería demasiado peligroso. Tres casos puntuales entre otros.

xenofobia

         1.- El día del fatídico y devastador accidente aéreo de los Alpes, cuando un copiloto de la compañía Germanwinds decidió estrellar el avión contra una montaña, falleciendo 150 personas, aparecieron tuits que parafraseándolos decían algo así como “no hay que lamentar demasiado y hacer tanto ruido por unos cuantos catalanes, alemanes y panchitos”.

         2.- A los pocos días, en un hospital de Castilla-La Mancha, una joven, aparentemente muy enfadada porque los especialistas de dicho centro no ingresaban a su madre para realizarle estudios, descarga toda su rabia contra médicos de Urgencias, gritándoles ante numerosos testigos, diciéndoles «extranjeros de m….a», sin tener estos culpa de lo que le ocurría.

         3.- Destaca que en Madrid hayan aparecido grandes y llamativos carteles, de índole racista, donde se podía leer «6 millones de inmigrantes – 6 millones de parados. No es racismo, son matemáticas». Pero aparentemente la cosa no queda ahí. Estos individuos tienen colgados en la red videos contra inmigrantes, en los cuales se los puede ver repartiendo propaganda en una ciudad de Elche. Hasta un coche policial recibió hojas de la misma. Pero lo más llamativo de esta cartelería racista en la Capital del Reino es el tiempo de permanencia de la misma, sin que las Brigadas de limpieza ni las tocaran, máximo cuando es una práctica prohibida. Es más, la Policía Nacional tiene una Brigada especializada para controlar y accionar contra este tipo de grupos. Pareciera que los ayuntamientos no se ha enterado de lo ocurrido o hacen caso omiso a este tipo de decoración para la ciudad y sus gentes. Vaya uno a saber.

         Según la Real Academia Española de la Lengua, xenofobia significa: odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros. Parece increíble y descabellado pensar que un país como España que a través de sus tantos años de historia tuvo grandes flujos emigratorios, por diferentes y variadas causas muy conocidas, tanto dentro de Europa pero principalmente al Continente Americano de habla hispana, haya grupos con pensamiento y propaganda xenofóbica.

         No se puede creer que una persona disfrute porque se muera otra en un accidente y mucho menos con las características del de Germanwinds, que fue ocasionado por alguien desquiciado, tan solo por nacer en Cataluña (que hasta donde se es parte del Reino de España), Alemania, Australia, Argentina, Colombia, etcétera, sin contar con otros que eran tan españoles como el que más, oriundos de Galicia, Aragón, Murcia. 

         Por otro lado, el día 18 de Marzo es el ‘Día Nacional contra las agresiones a personal Sanitario’. Sea español, rumano, sudamericano, tolerancia cero. Por lo cual es inadmisible el insulto, agravio xenofóbico. Quizás esos médicos agredidos hicieron mucho más por los españoles por el simple hecho de asistirlos que la joven que los insultó.

         Los que colocaron los lamentables carteles en Madrid deberían bucear un poco más en la historia de los hechos acaecidos en España en las últimas décadas y buscar allí las respuestas de porque hay seis millones de desocupados. Entre ellas, los Inmigrantes no creo que figuren.

         Quizás sean mucho más culpables aquellos que tomaron las medidas económicas que a través de los años llevaron a España a la debacle. O quizás sean responsables aquellos funcionarios públicos, elegidos como representantes del pueblo, que aprovechando sus cargos, se dedicaron a expoliar del erario público todo lo que estaba a su alcance y más. Pienso que todas las tramas de corrupción descubiertas, serán más culpables que los inmigrantes. O quizás también sean responsables aquellos que escapaban del trabajo en el campo, obligando a muchos empresarios y agricultores desesperados, a contratar mano de obra extranjera para poder salvar las cosechas, las vendimias, con todo lo que ello implica tanto económica como socialmente para muchas regiones del país.

         Edmun Burke, escritor y pensador político de origen Irlandés, Conservador, que vivió en el siglo XVIII, escribió: «Para que triunfe el mal, basta que los hombres de bien no hagan nada».

         Espero que al salir estas líneas a la luz, las autoridades pertinentes ya hayan actuado en forma contundente ante estos hechos xenofóbicos, inadmisibles en una sociedad seria del siglo XXI, que se precie de serlo. La Historia nos ha demostrado a donde conducen este tipo de situaciones y conductas. La sociedad toda, en su conjunto, tiene la respuesta.

* Edición 372

Autor

Numero de entradas : 10213

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2019 Revista Pasos

Scroll to top