Estas en: Inicio » Agricultura » Origen de las cuevas de Tomelloso – Ángel Bernao, Escritor

Origen de las cuevas de Tomelloso – Ángel Bernao, Escritor

Uno de los mayores patrimonios socio-culturales de Tomelloso ha sido, es y seguirá siendo hasta la posteridad las famosas y conocidas cuevas de elaboración de vinos. En muchas ocasiones se nos ha comentado cómo es que se comenzaron a construir esas cuevas y las razones de su desarrollo y apogeo a lo largo de más de ciento veinte años.

Aunque determinar los orígenes de la construcción de cuevas en Tomelloso como lugares para la elaboración de vinos viene precedida de una serie de hechos conjuntos, sucesivos y concordantes con lo que llamaremos revolución de las cuevas, hemos intentado dar prioridad a los que consideramos como más relevantes.

Sin hablar de antecedentes anteriores a la historia de Tomelloso que todos conocemos, nos centramos en la época en que Tomelloso consiguió su propia libertada oficial de la localidad en 1769. A partir de esa fecha podemos afirmar que se produjo un verdadero asentamiento de la población en las primeras casas del pueblo. Como consecuencia de esta independencia loa habitantes decidieron asegurar su supervivencia y comenzaron a realizar las primeras plantaciones de viñas, lo que daba por asegurada la pervivencia futura de las personas que habitaban en la zona, aunque no quiera indicarse que anteriormente no existieran tierras plantadas de viña.

Si bien la producción obtenida no se aprovechaba directamente, las plantaciones fueron aumentando y por lo tanto se impuso la necesidad de comercializar la producción. Para ello se vendían las uvas a granel, bien a compradores o transformadores de poblaciones cercanas o a otras más lejanas, lo que incrementaba los gastos y el tiempo empleado en las operaciones de comercialización. Si a esta situación añadimos que, en la mayoría de los casos, las transacciones comerciales, dicho de otra manera la valoración de los precios de la uva, no eran del agrado económico de los viticultores tomelloseros, el desencanto indujo a pensar en modificar la situación y buscar otras soluciones, por lo que ya comenzaron a surgir algunas tendencias para evitar las oscilantes operaciones de precios.

Ya de por sí, en Tomelloso existían algunas excavaciones realizas bajo el suelo, bien como almacenes de productos o conservación de preparados caseros como conservas, productos cárnicos y otros alimentos que se utilizaban como verdaderas neveras por sus frescas temperaturas, aunque de pequeña dimensión.

Y fue a mediados del siglo XIX, cuando algunos productores decidieron aprovechar el mismo solar donde tenían su casa para elaborar sus propias uvas y transformarlas en vino, con lo que les permitía tener un mayor margen de maniobra en las operaciones de venta, al poder tomar la decisión el propio productor.

Pero fue a partir de la segunda mitad del siglo cuando la evolución en la construcción de cuevas se dinamizó de forma rápida. La causa fundamental fue el fatal desenlace que produjo la aparición en Europa de la temida plaga de la filoxera, que arruinó a las mayores zonas productoras de vino de Europa y también gran parte de España: Andalucía, Levanta, Cataluña y otras. Sin embargo la filoxera fue una plaga que no se extendió en nuestra Castilla-La Mancha, donde prácticamente las plantaciones de viña no sufrieron los ataques de este insecto.

De esta forma la demanda de vinos se incrementó de forma alarmante y las cotizaciones se incrementaron, además favorecidas aún más si cabe, por los acuerdos de España con otros países europeos, especialmente Francia, con la eliminación de las tasas fronterizas para el paso de nuestros vinos a otras países.

Nuestras referencias así lo indican pues las primeras construcciones de cuevas con dimensión aparecen hacia 1858 y evolucionaron con mayor rapidez y sucesivamente se incrementaron en aquella década.

Podemos considerar que el origen de las cuevas en Tomelloso se produjo como consecuencia de un original éxito empresarial de sus agricultores favorecidas por unos años de mercado propicios de su comercio.

Autor

Numero de entradas : 10178

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2017 Revista Pasos

Scroll to top