Estas en: Inicio » Cronica » Nos deja Francisco Rosado, director de Cuadernos Manchegos

Nos deja Francisco Rosado, director de Cuadernos Manchegos

rosado

Francisco Rosado leyendo una de sus ediciones de Cuadernos Manchegos

El amante de la prensa, Francisco Rosado López, ha fallecido víctima de un cáncer. Se trata de un periodista vocacional de Tomelloso que surgió a inicios de los setenta, en la última etapa del régimen Franquista, cuando la libertad de expresión estaba controlada por el sistema. Después creó la cabecera ‘Cuadernos Manchegos’, que ha pasado por varias etapas.

Al sepelio, celebrado el 11 de julio en la parroquia ‘Santo Tomás de Villanueva’ de Tomelloso, acudieron familiares y amigos, así como varios políticos, entre los que se encontraban Carmen Teresa Olmedo (delegada de la Junta en Ciudad Real) e Iván Rodrigo (teniente Alcalde), entre otros ediles y profesionales del periodismo local, para rendirle el último adiós al Director de ‘Cuadernos Manchegos’.

Haciendo un pequeño recorrido sobre su trayectoria, desde joven se diferenció de sus coetáneos por sus inquietudes intelectuales. Después de realizar el servicio militar, Francisco es contratado en 1969 como tornero en la antigua fábrica de camiones Pegaso de Coslada, siendo despedido al poco tiempo por su vinculación con las centrales sindicales, algo mal visto por el mundo empresarial de la época.

Tras su regreso, fue uno de los fundadores del ‘Juvenclub’ de Tomelloso, iniciado con un objetivo cultural y que, con el paso de los años, sirvió de plataforma para reivindicar la Democracia. De hecho, llegaron a publicar el periódico mensual ‘Cuadernos de la Mancha’, que sirvió de instrumento para cuestionar los últimos años del anterior periodo.

Después de la desaparición de citado Club, a mediados de los setenta, Rosado decide seguir editando el medio de comunicación bajo el nombre de ‘Cuadernos Manchegos’, con una periodicidad mensual y con un alcance regional, en el que se pudo entrever una apuesta por la social democracia y por la creación de las comunidades autónomas, algo no habitual en aquellos años. En cualquier caso, se trató de un medio que contó con un gran número de columnistas, entre políticos y escritores de gran altura literaria.

Francisco Rosado, como director de ‘Cuadernos Manchegos’, tuvo la primera redacción en su domicilio, situado en la calle García Pavón. A posteriori, la periodicidad pasó a ser semanal, lo que hizo que se trasladara a la antigua Escuela de doña Paquita Aguilera (donde actualmente se encuentra el Juzgado número 1), gracias a una cesión en precario aprobado de la Comisión Permanente que presidió el primer alcalde democrático, Clemente Cuesta -un político que le concedió especial importancia a la información escrita para fortalecer la democracia e incluso, por haber sido director del periódico ‘Voz de Tomelloso’ en la década de los sesenta-.

En dicho lugar, Francisco Rosado, estuvo hasta 1983. Después marchó a la calle San Antón, donde había instalado una pequeña imprenta. Esta experiencia duró poco por la escasa rentabilidad económica del proyecto, lo que hizo retornar a su primer domicilio, donde ha permanecido editando el medio en soporte papel y digital hasta su fallecimiento, a la edad de 71 años.

Con la revista PASOS siempre estuvo cercano, participando como jurado de varias ediciones de los premios ‘Populares’, así como en diversas mesas redondas, como la que se abordó «La objetividad de los medios de comunicación» o «El Ave por la comarca de Tomelloso». Su última aparición pública fue el pasado invierno, durante una comida con los periodistas locales que festejaban el día de su patrón, San Francisco de Sales.

Autor

Numero de entradas : 9979

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2017 Revista Pasos

Scroll to top