Smiley face
Estas en: Inicio » Noticias » Nos deja el clérigo y misionero, José Jiménez

Nos deja el clérigo y misionero, José Jiménez

Numerosos creyentes, sacerdotes de la Diócesis de Ciudad Real, amigos y familiares han comparecido hoy al funeral de José Jiménez Escalona, un cura

El sacerdote, José Jiménez, en la Parroquia ‘Camas Centro’ de Brasil (1982).

que falleció el 13 de enero en Ciudad Real a causa de un pre Alzheimer, cuando tenía ochenta años de edad. 

P. ORTIZ

Durante la misa, celebrada a las 12 del mediodía en la parroquia ‘Santa Quiteria’ de Alcázar de San Juan (donde era natural el fallecido), el Obispo, Gerardo Melgar, destacaba los valores humanos y religiosos de este alcazareño, acentuados durante los años que permaneció como misionero.

A continuación, recibió cristina sepultura en el cementerio de dicha localidad, acudiendo también numerosas personas para rendirle el último adiós a una de las personas más entregadas.

En declaraciones a PASOS, el párroco de Bolaños, Matías Rubios, destacó la bondad de Escalona y del papel que ha desempeñado como predicador, «especialmente en Nicaragua e igualmente en Tomelloso, especialmente en la Iglesia ‘Sagrada Familia’, participando en 1975 en su construcción».

Por su parte, Antonio López, párroco de ‘Los Ángeles’ de Tomelloso, lo consideró como «la figura de un padre que escucha a los hijos». Recordó que una de sus tesis de la Licenciatura en Teología catequética, «sostenía cómo hablar de Dios padre a los niños de Nicaragua, cuando la figura del padre es desconocida para muchos e incluso negativa». Afirmó que la gran preocupación del fallecido fue «cómo transmitir el amor de Dios como padre de todos».

Haciendo un pequeño repaso de la vida pastoral de José Jiménez, ingresó en el Seminario Diocesano en 1954, a los catorce años de edad, ordenándose sacerdote en Ciudad Real once años después.

El sacerdote junto a un catequista en la Iglesia de Monterrey a finales de 1983.

 Su primer destino pastoral fue en Mina Diógenes, como cura ecónomo entre 1965 y 1969, cuando pasó a ser coadjutor de Villarrubia de los Ojos durante un año. En 1970 se le nombró ecónomo de Villamayor de Calatrava, permaneciendo hasta 1974, teniendo en cuenta que entremedias fue secretario del arciprestazgo de Almodóvar del Campo.

MÁS DE DOS DÉCADAS EN TOMELLOSO

Durante este último año se le nombra coadjutor de la Parroquia ‘Asunción de Nuestra Señora de Tomelloso, donde estuvo hasta 1980. En ese año marchó a misiones con el Instituto Español de Misiones Extranjeras, en la que tuvo varios destinos, como Bahía en Brasil; entre 1983 y 1987, llega a la Diócesis de Estelí de Costa Rica, regresando a España donde estuvo hasta 1995. Después partió a Juigalpa, ciudad de Nicaragua.

En 2002 llega a España y, a pesar de venir enfermo, no fue obstáculo para ejercer hasta 2011 como párroco de ‘La Sagrada Familia’, quedando como adscrito de ‘La Asunción’ en Tomelloso.

Tras agudizarse su enfermedad, la Diócesis lo traslada a una de las dos residencia de Miguelturra, dirigida por el conocido clérigo, Esaú de María, por haber estado ejerciendo como párroco, durante los años setenta e inicio de los ochenta, en la Parroquia de ‘La Asunción’ de Tomelloso.

Yo, firmante de esta noticia, puedo dar fe de la generosidad y humanidad de José Jiménez, ya que tuve el honor de ser su alumno de religión en el antiguo Instituto de Formación Profesional durante el curso de 1976.

José Jiménez, a la izquierda, junto al Obispo, , Gerardo Melgar, el Párroco de ‘Los Ángeles’, Antonio López, y el alcalde, Carlos Cotillas, durante la bendición de unos salones en 2011 de la Parroquia ‘Los Ángeles’.

José Jiménez, junto a varios curas, el alcalde, Javier Lozano, y varios concejales, cerrando una procesiónn en 1988.

Autor

Numero de entradas : 10268

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2020 Revista Pasos

Scroll to top