Smiley face
Estas en: Inicio » Cronica » Los horrores de Auschwitz plasmados en ‘Arte Canal’ de Madrid

Los horrores de Auschwitz plasmados en ‘Arte Canal’ de Madrid

Tras casi tres cuartos de siglo de la liberación del campo de concentración Auschwitz-Birkenau, por primera vez, Madrid acoge la exposición monográfica itinerante ‘Auschwitz: No hace mucho. No muy lejos.’ en el Centro de Exposiciones ‘Arte Canal’ de Madrid, organizada por la unión de Musealia y el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau. La muestra reúne imágenes, secuencias y objetos de un total de sesenta colecciones públicas y privadas, con más de seiscientos objetos, cuatrocientas imágenes y cien historias reales sobre la ideología nazi y supervivientes a la masacre antisemita. El certamen, inaugurado el 1 de diciembre de 2017, cerrará su estancia el próximo 17 de junio.

TEXTO Y REPORTAJE FOTOGRÁFICO: J. V. SALINAS

“Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo” es lo primero que se vislumbra en la entrada a la exposición ‘Auschwitz: No hace mucho. No muy lejos.’ del Centro de Exposiciones ‘Arte Canal’ de Madrid, junto a ella, la tenebrosa imagen de las conocidas ‘puertas de la muerte’ (lugar de entrada de los trenes cargados de presos) del campo de concentración Auschwitz-Birkenau.

‘LAS PUERTAS DE LA MUERTE’.

La muestra, de carácter itinerante, llegó a las instalaciones del Centro de Exposiciones ‘Arte Canal’ de Madrid el pasado 1 de diciembre, albergando en ella una amplia variedad de objetos e imágenes reales sobre el alzamiento nazi, métodos, propaganda militar y antisemita del mismísimo Joseph Goebbels o del propio campo de concentración que estremecen al espectador ante los horrores vividos por las víctimas. Muchas de las piezas se exponen por primera vez al público, ofreciendo una historia integral de las instalaciones de Auschwitz y su contexto. También, dispone de diversas secuencias de los supervivientes a la tragedia como Eva Kadis, Primo Levi, Violeta Friedman, o Gisella Perl entre otros.

Dividida en cuatro bloques; ‘el encuentro’, ‘antes de Auschwitz’, ‘Auschwitz’ y ‘después de Auschwitz’, es capaz de adentrarnos en la década de los años treinta y cuarenta, poniéndonos en la piel de la comunidad judía, la marginación por parte de la sociedad alemana reflejada en la imagen de Adolf Hitler y su secta de lacayos, la vida en el campo de exterminio y la liberación del propio por parte del ejército soviético, todo ello, con la finalidad de concienciar al mundo de uno de los capítulos más negros de la historia de la humanidad, el Holocausto nazi.

“El descubrimiento del virus judío representa una de las mayores revoluciones que se han producido en el mundo. Si queremos recobrar la salud, no tenemos más remedio que acabar con él.» 

Adolf Hitler.

AUSCHWITZ, SÍMBOLO DEL NAZISMO

Auschwitz-Birkenau fue uno de los campos de exterminio más grande dentro del régimen nazi, formado por cinco campos y una prisión, todos ellos rodeados por una alambrada electrificada y en la puerta de entrada a uno de sus complejos se puede leer la frase ‘Arbeit macht frei’ (El trabajo te hará libre) como lema para alentar a los presos. Situado en Oswiecim, a unos cuarenta y tres kilómetros de Cracovia (Polonia), fue dirigido la mayor parte del tiempo por el oficial de las SS (Schutzstaffel), Rudolf Höss y bajo la supervisión de Heinrich Himmler. Se calcula que fueron trasladados más de 1.300.000 judíos, romaníes, homosexuales, testigos de Jehová y prisioneros de guerra soviéticos, llegando a la cifra de 1.100.000 asesinados en las cámaras de gas, muertos por el hambre, tifus o por el esfuerzo masivo en los campos de trabajo, posteriormente quemados en los hornos crematorios, para no dejar ningún tipo de rastro del genocidio.

ENTRADA AL COMPLEJO ‘AUSCHWITZ I’, CON LA FRASE «ARBEIT MACHT FREI» (EL TRABAJO TE HARÁ LIBRE).

Con la inminente llegada del ejército soviético, el personal nazi procedió a evacuar el campo de concentración con rumbo al oeste de Loslau (la marcha de la muerte), dejando a los más débiles atrás. El 27 de enero de 1945 fue liberado por las tropas rusas, descubriendo las atrocidades cometidas por la Alemania nazi, rescatando a más de siete mil quinientos presos, la mayoría enfermos de tifus, deshidratados y desnutridos.

En 1947, se fundó en Oswiecim el Museo Estatal Auschwitz-Birkenau en honor a los crímenes de guerra llevados a cabo por Alemania en la Polonia ocupada y la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), declaró Patrimonio de la Humanidad el campo de concentración Auschwitz-Birkenau en 1979, siendo el mayor símbolo del Holocausto.

“Para mí, Auschwitz no era más que una estación ferroviaria.”

Frank Novak, funcionario de la Gestapo.

«El campo de concentración de Auschwitz está formado por cinco campos y una prisión. Cada uno de los primeros consiste en una extensión colosal situada tras varias hileras de alambrada electrificada. En cada una hay numerosos barracones con dos filas de literas de dos plantas hechas con planchas de madera. Contemplar tanta tragedia resulta pavoroso.»

Iván Maksimóvich, general de División soviética (28 de enero, 1945).

Esta exposición, es el resultado de la unión visionaria de Musealia (entidad creadora de la muestra) y el Museo Estatal Auschwitz-Birkenau, con la ayuda de las colecciones de carácter privado de Yad Vashem, el Holocaust Memorial Museum de Estados Unidos y la Wiener Library. Todo gracias al trabajo realizado por Luis Ferreiro, director de Musealia, Dr. Robert Jan Van Pelt, comisario jefe de la exposición, Djamel Zeniti, comisario y al Dr. Piotr Cywinski, director del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, abriendo este certamen a los ojos del mundo.

Finalizando, la muestra cerrará sus puertas el próximo 17 de junio en las instalaciones del Centro de Exposiciones ‘Arte Canal’ de Madrid. Los horarios de apertura son de lunes a domingo de 10:00 a 20:00 horas. Para más información, puede consultar horarios y entradas en la página web de www.auschwitz.net.

Autor

Numero de entradas : 10268

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2020 Revista Pasos

Scroll to top