Estas en: Inicio » Colaboraciones » La pareja perfecta (para sobrevivir al fin del mundo) – Francisco Pérez Fernández – Ed. 386

La pareja perfecta (para sobrevivir al fin del mundo) – Francisco Pérez Fernández – Ed. 386

 La pareja perfecta (para sobrevivir al fin del mundo)

FRANCISCO PÉREZ FERNÁNDEZ

(Filósofo-escritor)

thumbnail_Foto Articulo
         Fíjate que no digo “grupo”, sino “pareja”. No es casual. Las series, los pseudo-documentales y las novelas se han aburrido de explicarnos que los grupos grandes sobreviven mal a este tipo de situaciones por la sencilla razón de que es imposible que, tal y como ocurre en las comunidades de vecinos, evitar que se cuelen en ellos dos o tres imbéciles patosos que te complicarán mucho la vida. Y en estos casos más vale solo que mal acompañado y volverse medianamente antisocial puede ser tan eficiente para sobrevivir como hacerse con una buena escopeta. Así que volvamos a la pregunta inicial, porque “no es bueno que el hombre este solo”: ¿A quién seleccionaras como pareja para garantizar la supervivencia de ambos y, tal vez, la de la propia especie humana?
       Te daré un primer consejo: Tienes que olvidarte de esas tías-tíos guapísimos que gritan histéricamente cuando ven un bicho, se pasan la mayor parte del tiempo pensando en su imagen física, y tuercen el gesto ante el olor a alcantarilla. Pasa de esas personas “florero” que se pasan la dándole al “whattasp” y al “Instagram”, son incapaces de leer o escribir cualquier cosa que tenga más de 140 caracteres y se ponen nerviosas cuando se echan un lamparón. Sólo son un completo estorbo que te arruinará la vida.
       En esta situación de extrema supervivencia solo hay un mandamiento: elige a tu compañía por sus conocimientos, por su capacidad para superar los momentos de crisis, porque tenga brazos fuertes para matar zombis, lobos o piratas si llega el caso, que no le haga ascos a ordeñar una cabra, que sea capaz de subirse a un árbol, que pueda destripar una trucha sin vomitar, tenga espaldas robustas para cargar pesos y, en el caso de tratarse de una mujer, caderas anchas para tener muchos hijos (piensa que igual de eso depende que la sociedad reinicie su marcha). Porque en eso es en lo que se equivocan las películas. Tristemente, nos han engañado durante décadas al hacernos creer que esos maniquíes guapos e inútiles que nos venden serán quienes sobrevivirán al desastre cuando, mucho me temo, serán los primeros en diñarlas a poco que las cosas se pongan chungas.

        Mira a tu alrededor. ¿Ves a los que te rodean? Para reconocer a esa pareja ideal analiza sus costumbres y no tendrás duda alguna… A lo mejor incluso descubres que
tienes suerte y ya estas compartiendo la vida con la persona adecuada. En tal caso, ni se te ocurra dejarla escapar, ámala mucho, y garantízate su compañía para poder afrontar el armagedón que se avecina. Por ejemplo:
      1. Si en su casa ha sido normal beber en vasos baratos, sin florituras, pasa de untarse cremitas, no es clasista, y no le hace ascos a un bocata de mortadela pringosa hecho con pan del pueblo, eso implica que no se le caerán los anillos si tiene que pasar penalidades, y tirará para adelante con lo que sea (aunque se trate de un pincho de ratón).
      2. Aunque te parezca lo contrario, la música y los conocimientos generales van muy unidos. Si tu pareja –o la persona que te gusta- no tiene ni idea de quiénes son los Led Zeppelin, Chet Baker o Shostakovich y, por el contrario, solo escucha “reguetón”, bodrios de “diyeis” y otras perversiones afines, ten claro que su cociente intelectual no es apto para lo que se avecina (afortunadamente esta clase de personas caerán como moscas en cuanto desaparezca la cobertura de sus “smartphones”). Pero si descubres que hay en tu cercanía alguien que no solo tararea de carrerilla “smoke on the water” sino que además es capaz de hablarte durante horas sobre jazz, flamenco serio, o folklore pakistaní, procura mantenerte a su lado durante los mayores periodos de crisis. Tendrá ideas que a buen seguro te salvarán la vida en el momento más insospechado.
     3. Es crucial que sea muy “friki”. O sea, que debe saber porqué “Star Trek” no es lo mismo que “Star Wars”, que cuando hablas de “GTA” te refieres a un videojuego, y que una película no es mala solo porque sea en blanco y negro. Ello garantizará que será buena compañía en los momentos de aburrimiento –que habrá muchos, te lo garantizo-.
    4. Importante: Cuando te metes con esa persona no duda en insultarte o sacudirte un buen guantazo. Eso es bueno, pues significa que tiene carácter, y el carácter forja a los supervivientes… No tendrá ambages en soltar una ristra de blasfemias si viene al caso entretanto le parte el cuello a ese canalla que quiere arrebataros la comida que habéis reunido tras días de sufrimiento.
    5. Tiene que ser capaz de mantener la cabeza fría en los momentos difíciles y no montar un psicodrama porque se ha partido una uña o se ha hecho un siete en los pantalones. Piensa que necesitas a tu lado a alguien templado, que cuando vea torrentes de sangre no se ponga a dar saltitos histéricos en un rincón.
     Ya que estamos, te diré que no hace falta que venga el fin del mundo. Si quieres sobrevivir a esta maldita vida con garantías, te hace falta una pareja así. Por favor, deja trabajar a la selección natural.

Autor

Numero de entradas : 9979

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2017 Revista Pasos

Scroll to top