Estas en: Inicio » Cronica » Fenómeno atmosférico atípico desborda la Lagunas de Ruidera

Fenómeno atmosférico atípico desborda la Lagunas de Ruidera

Después de las elevadas precipitaciones registradas, en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, han resucitado las cascadas, dejando imágenes de enorme belleza que han atraído a numerosos turistas.

Ossa de Montiel, después de las torrenciales tormentas.

La laguna La Salvadora, tras el fenómeno meteorológico.

P. ORTIZ

Las inesperadas lluvias torrenciales ocurridas en la tarde del 20 de septiembre, no solo han afectado a Cataluña, sino también a Castilla-La Mancha, con el desbordamiento del río ‘Alarconcillo’, que terminó afectando al pueblo de Ossa de Montiel, tras arrasar sus calles y viviendas, así como los cultivos.

Aspecto desolador del pueblo.

Según los informes, en una hora cayeron más de cien litros por metro cuadrado, lo que provocó el caos y el pánico entre los vecinos de esta población, como fue el caso de Pedro Calvillo, quien quedó atrapado en su furgoneta sin consecuencias fatales. Después, los osseños han empezado a recuperar su pueblo con una movilización vecinal solidaria.

RESURGEN LAS CASCADAS
Este inusual fenómeno meteorológico también afectó a las Lagunas de Ruidera, llegando a provocar el miedo escénico entre la gente, ya que, de haber continuado la torrencial tormenta, podría haber ocasionado daños imprevisibles por inundación. En concreto, si se hubieran colmatadas las Lagunas y el Pantano de Peñarroya, la masa de agua hubiese alcanzado tierras y poblaciones de la Mancha, como Argamasilla de Alba y Tomelloso. De hecho, las personas de mayor edad de la zona no recuerdan un vendaval de estas características.
Tales eventos climatológicos podrían deberse al preámbulo de un cambio climático, como señala nuestro colaborador Salvador Jiménez, cuando apunta que «cuando la naturaleza se pronuncia, ésta no espera el fallo de los tribunales».

Las casacadas ofrecieron una imagen poco habitual en este periodo estacional.

Como consecuencia de estas alteraciones durante la tarde del citado día, las aguas de las Lagunas de Ruidera se desbordaban en cascadas, provocando el aumentando de su nivel hasta dos metros. Al día siguiente, alcanzaron un caudal de veinticinco metros cúbicos por segundo, cuando lo normal sería de unos dos metros.
Como «tras la tormenta viene la calma», a partir del 22 de septiembre se vieron imágenes de gran belleza hidrológica en el conjunto lagunar y cascada del Hundimiento, siendo un cuadro espectacular admirado por gran cantidad de visitantes.
Sin duda, el aporte de la gran masa de agua ha sido una circunstancia hidrológica puntual, que solo permanecerá unos dias, ya que están dejando de verter las cascadas.
Para mayor detalle, decir que el Parque Natural de la Lagunas de Ruidera tiene una superficie cercana a las cuatro mil hectáreas, comprendido en la Cuenca del Alto Guadiana. Desde 1981 forman parte de Reserva del a Biosfera de La Mancha Húmeda, y siete años después, fueron declaradas de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Laguna ‘La Batana’.

Impresionante el paso del agua de ‘Santos Morcillo’ a ‘La Batana’.

Laguna Sampedra, con una belleza insólita.

Autor

Numero de entradas : 10234

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2019 Revista Pasos

Scroll to top