Estas en: Inicio » Opinion » El alcohol no es tan saludable como nos dicen – Sara Jiménez Huertas, Dietista y Nutricionista – Ed. 389

El alcohol no es tan saludable como nos dicen – Sara Jiménez Huertas, Dietista y Nutricionista – Ed. 389

Lo hemos oído muchas veces. Una copa de vino al día es saludable para nuestro corazón. La respuesta a esta afirmación que siempre nos ha acompañado es muy sencilla. Es mentira. Aunque nos duela y no queramos admitirlo, el alcohol no es saludable para el organismo.

 

Existe evidencia científica suficiente y bastante robusta que afirma que el alcohol, incluso con moderación, no es saludable para la población.

Somos el único país de la Unión Europea que recomienda una copa de vino o cerveza en la pirámide de la alimentación, y esto nos tendría que hacer reflexionar al respecto. Debemos saber que, en torno a estas guías de alimentación, existen muchos intereses económicos que hacen fuerza para que se recomiende el consumo de alcohol, aunque sea con moderación.

Y desde aquí, les invito a hacer una reflexión, que será válida para el alcohol y para los productos procesados que consumimos. ¿Qué es la moderación? ¿Una vez al día, una vez a la semana, una vez cada tres meses? La moderación no tiene una definición concluyente que nos ayude a “beber con moderación”, cada cual toma la definición que más le convenga y, en base a esto, toma productos o bebidas insanas.

Pero moderación a parte, podemos pensar que el alcohol es beneficioso porque tiene ciertos componentes que ayudan a nuestra salud. Este componente al que siempre se ha referido todo el mundo para elogiar al alcohol es el resveratrol. El resveratrol es un antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento de las células y está presente en el vino. Pero la gente o estudios que afirman que es saludable sólo se fijan en ese único componente, obviando los 12º de alcohol que contiene el vino.

El vino, nos parezca bien o nos parezca mal, es un tóxico que tenemos instaurado en nuestra sociedad de manera muy afianzada, pero no deja de ser eso, un tóxico.

Si se consume de manera habitual (una cosita al día) aumenta la probabilidad de aparición de patologías tan graves como la cirrosis, cáncer de esófago, laringe y boca, además de producir dependencia. Se trata de una sustancia hepatotóxica que no debemos consumir, ni siquiera a diario, nos guste o no.

No nos debemos fijar en un único componente de un alimento o bebida, si no en su conjunto, en lo que nos pueda aporta, o ¿acaso la gasolina, por tener resveratrol en su composición, es saludable para nosotros? No, claramente. Pues con la copa de vino o cerveza pasa exactamente lo mismo.

Además de esto, siempre se ha relacionado el deporte con la cerveza, otra bebida alcohólica. Se ha publicitado como necesaria después de las largas jornadas de deporte para poder reponer lo que ese ha perdido, pero esto no deja de ser marketing para conseguir vender más bebidas alcohólicas.

Para saber si realmente la cerveza hidrata o no, basta con pensar en la mañana de después de haber bebido un poco más de la cuenta. Si estuviésemos bien hidratados, no necesitaríamos beber agua de manera continua por las mañanas. Por lo que, la caña después de un entreno, tampoco es necesaria. La mejor opción es hidratarse con agua.

LA CERVEZA DESPUÉS DE HACER DEPORTE NO ES UNA BEBIDA HIDRATANTE Y REPONEDORA DE SALES MINERALES.

Con estas reflexiones no quiero que se entre en estado de pánico y que la gente no sociabilice con sus amigos o familiares. No es necesario alarmarse pero sí saber que el alcohol no es bueno para la salud, nos guste más o nos guste menos.

Salir a tomar algo con los amigos o familia es necesario para todo el mundo, y en estas ocasiones podemos pedir agua, zumos, agua con gas, infusiones, tés… Tenemos mucha variedad para beber en cualquier sitio de una manera responsable y saludable. Pero si no queremos nada de eso y queremos tomar un vino o cerveza, lo mejor es disfrutarlo, sabiendo que no debería ser la norma general, que se trata de una ocasión especial.

Reservar ese vino o cerveza a las ocasiones especiales con la familia o los amigos no nos debe preocupar, pero siempre y cuando la ingesta sea de vez en cuando, y no a diario.

 

Anteriormente publicado en soporte de papel en revista PASOS, edición 389.

Autor

Numero de entradas : 10174

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2018 Revista Pasos

Scroll to top