Estas en: Inicio » Noticias » Cuando la introspección condiciona la conciencia de enfermedad – Leonardo Mancipe Vesga, Doctor en medicina General – Ed. 390

Cuando la introspección condiciona la conciencia de enfermedad – Leonardo Mancipe Vesga, Doctor en medicina General – Ed. 390

 

Uno de los principales obstáculos que encontramos los médicos en la consulta (y en general todos los profesionales sanitarios) tiene que ver con el autoanálisis inefectivo de la condición de salud de muchas personas.

Esa inquietud que impulsa al paciente a buscar ayuda facultativa, no es siempre oportuna ni mucho menos suficiente, llegando en ocasiones a retrasarse tanto, que ocasiona importantes sesgos, y cuando no, diagnósticos tardíos.

La introspección es un término que se ha acuñado especialmente desde el punto de vista filosófico refiriéndose a ese conocimiento de sí mismo, sin embargo, es una herramienta bastante utilizada para realizar diagnósticos diferenciales y determinar el pronóstico en muchas patologías de índole psiquiátrico. Es decir, permite predecir de cierto modo, lo que se espera de nuestra intervención clínica, teniendo en cuenta además el entorno del afectado y su capacidad para afrontar su patología o al menos padecerla funcionalmente.

Pasando al plano orgánico, es muy común (y de hecho anecdótico) encontrarse con personas que aseguran no sufrir de ninguna enfermedad y cuando se les pregunta por los medicamentos que toman, mencionan fármacos usualmente utilizados en patologías crónicas como la hipertensión o la diabetes. También es frecuente que algunas personas no consideren como antecedentes quirúrgicos las cesáreas o procedimientos menores o ambulatorios que de mencionarse espontáneamente nos brindarían muchas pistas respecto a nuestras sospechas clínicas.

Todo lo anteriormente mencionado cobra mayor relevancia a día de hoy, cuando intentamos cada vez más orientar el ejercicio de la medicina hacia un enfoque más preventivo, haciendo válido ese antiguo adagio que reza “más vale prevenir que curar”. Es decir, que entre más temprano se sospeche y se detecte una enfermedad o condición, más fácil será revertirla, evitar complicaciones o al menos paliarla adecuadamente.

Esto, como era de suponer, no es tan fácil como parece. Porque implica una serie de factores que van a estar presentes de manera heterogénea en nuestra sociedad; las familias a día de hoy están compuestas de maneras cada vez menos convencionales y existen además importantes diferencias de tipo económico, social y cultural que pueden condicionar todas esas preguntas y respuestas que se sucitan en el entorno de una consulta médica, de la cual se supone que deben sacarse conclusiones acerca del estado de salud del paciente y las conductas a seguir para su recuperación, desde el punto de vista diagnóstico, terapéutico y ulterior seguimiento.

Es por ello que una recomendación pertinente es que a la hora de visitar al profesional sanitario, entendamos que aunque existen factores comunes en nuestros cuerpos y sistemas, las enfermedades y su posterior diagnóstico y tratamiento dependerán de esa comunicación asertiva que tengamos durante la consulta. Siendo importante recordar:

* Conocer las enfermedades de nuestros familiares, al menos en primer grado de consanguinidad.

* Repasar antes de entrar a la consulta, las enfermedades e intervenciones que hemos tenido previamente.

* Verificar nuestros síntomas, tiempo de aparición y las cosas que los alivian o empeoran.

* Si ha recibido tratamientos previos para los síntomas actuales o enfermedades anteriores, especialmente las de larga duración.

* Confiar en el médico, nutricionista, psicólogo, odontólogo, etc. respondiendo clara y verazmente aunque alguna pregunta suene indiscreta, pudiendo incluso solicitar que se plantee de una forma diferente o más clara para que no exista dudas ni sesgos.

* Realizar los procedimientos diagnósticos y terapéuticos completa y oportunamente a fin de evaluar su efectividad y reconducir de ser necesario el proceso clínico.

Autor

Numero de entradas : 10150

Deja tu comentario

Accede para comentar logged in

© 2017 Revista Pasos

Scroll to top